Pollença y sus alrededores

Situado al norte de la isla de Mallorca, Pollença es uno de los municipios más atractivos y con mayor personalidad de la isla. Cuenta con una extensión de 146,03 Km2 y una población de más de 17.000 habitantes.

Además de la villa del mismo nombre comprende los núcleos de población del Port de Pollença y de la Cala Sant Vicenç, así como también la península de Formentor. Pollença ofrece múltiples posibilidades: practicar todo tipo de deportes náuticos, playas y calas de agua transparente, paisajes de montaña que nos dan la posibilidad de realizar interesantes excursiones a pie (Cala Bóquer, Cala Sant Vicenç, etc) y una importante y variada oferta cultural, desde el prestigioso Festival de Música Clásica de Pollença (miembro de la Asociación Europea de Festivales) hasta las festividades populares que se suceden a lo largo del año.

Pollença es, sin duda, una de las zonas más atractivas y bellas de la Isla. Ha sido siempre inspiración de pintores de todo el mundo. Una de las imágenes más representativas de esta población es el Calvari, con sus 365 escalones, que culminan en un pequeño oratorio desde donde se divisa todo el municipio. El Pont Romà, el Puig de María, la Iglesia Parroquial, la Plaza Mayor, el Claustro de Santo Domingo, el Museo de Pollença y las calles de la villa conservan un estilo arquitectónico tradicional.

Port Pollença

El Port de Pollença es uno de los principales enclaves turísticos de Mallorca, y es el segundo núcleo de población del municipio. Al fondo de una amplísima bahía se encuentra La Fortalesa, protegida por la Punta de l’Avançada, que fue construida en 1624. El Port de Pollença reúne una moderna oferta turística y además es un lugar ideal para practicar toda clase de deportes náuticos y para disfrutar de la naturaleza.

Cala Sant Vicenç

Es el tercer núcleo de población del municipio. Destaca por la tranquilidad y la belleza paisajística típicas del Mediterráneo. En la Cala Sant Vicenç encontramos una de las imágenes más características de Pollença, la gran roca llamada Cavall Bernat y cuatro preciosas calas de aguas cristalinas: Cala Barques, Cala Clara, Cala Molins y Cala Carbó. En la Cala Sant Vicenç están las siete cuevas prehistóricas de l’Alzineret, que pertenecen a la Edad de Bronce.

Formentor

Es uno de los lugares más bellos y visitados de nuestra isla, lugar de encuentro de intelectuales, políticos y artistas. Desde Formentor, si seguimos la carretera que nos conduce al Faro, veremos calas de incomparable belleza: Cala Figuera, a la izquierda, Cala Murta y Cala En Gossalba, a la derecha. La carretera acaba en el Faro de Formentor, extremo septentrional de la isla de Mallorca. Recomendamos visitar el mirador del Colomer y la atalaya de Albercuix.

Información de las calas extraída de: www.ajpollenca.net